Detectores de fuga

El compacto testo 316-3 es capaz de detectar cualquier fuga de los refrigerantes más comunes. Gracias a su alta sensibilidad de 4g/a, el testo 316-3 cumple todas las especificaciones de la regulación de gases fluorados, así como también con los estándares SAE J 1627 y EN 14624 standards.

Más información

El testo 316-4 puede detectar aún más cantidad de refrigerantes y puede detectar fugas en sistemas de refrigeración que trabajen con amoníaco (NH3) gracias a la opción de incorporar un sensor adicional para esta finalidad. Incorpora además la visualización en display de tendencias y máximos para las fugas. Con su altísima sensibilidad de 3g/a cumple con las especificaciones de la regulación de gases fluorados, así como también los estándares SAE J 1627 y EN 14624.

Más información