Detectores de fuga

Las fugas en un sistema de refrigeración pueden tener serias consecuencias. En un evento de fuga de refrigerante, la capacidad frigorífica del sistema se ve disminuida y, en el peor de los casos, pueden llegar a producirse daños a los componentes. Sin mencionar los daños medioambientales y los costos asociados en los que puede incurrir su cliente. Es por ello que la detección de fugas en sistemas de refrigeración adquiere una gran importancia. Puede detectar hasta las fugas más pequeñas con los detectores Testo.

El detector de fugas versátil para todos los refrigerantes comunes.

Testo316-3

El compacto testo 316-3 es capaz de detectar cualquier fuga de los refrigerantes más comunes. Gracias a su alta sensibilidad de 4g/a, el testo 316-3 cumple todas las especificaciones de la regulación de gases fluorados, así como también con los estándares SAE J 1627 y EN 14624 standards.

Instrumento profecional para la detección de fugas de refrigerante

Testo 316-4

El testo 316-4 puede detectar aún más cantidad de refrigerantes y puede detectar fugas en sistemas de refrigeración que trabajen con amoníaco (NH3) gracias a la opción de incorporar un sensor adicional para esta finalidad. Incorpora además la visualización en display de tendencias y máximos para las fugas. Con su altísima sensibilidad de 3g/a cumple con las especificaciones de la regulación de gases fluorados, así como también los estándares SAE J 1627 y EN 14624.

Please reload